Adelgaza tus muslos


4 ejercicios para reducir la celulitis y construir fuertes piernas.


Muchas mujeres se dan cuenta que gran parte de las calorías parecen migrar a las caderas y muslos, lo que ahora se conoce como la "forma de pera". Durante miles de años, el almacenamiento de grasa en estas zonas, han ayudado a las mujeres que habitaban en las cuevas a sobrevivir en tiempos de sequía y la hambruna. Y las mujeres que podían fácilmente almacenar grasa en las caderas y los muslos tendían a ser capaz de dar a luz y alimentar a un bebé durante una sequía - durante el embarazo y la lactancia, el cuerpo necesita tanto como 1.000 calorías adicionales al día - por lo tanto, la transmisión de grasa a los muslos como almacenamiento afecto la genética a las generaciones futuras.
Afortunadamente esto es reversible y se puede adelgazar los muslos con algunos ejercicios.

¿Qué causa la celulitis?

Además el exceso de grasa en sus muslos, muchas mujeres se quejan de que les sobre un cierto tipo de grasa conocida como celulitis. Dicen que no importa cuánto adelgazan, que parece que no pueden eliminar sin dificultades los diminutos trozos de grasa en sus muslos. De hecho, algunas de las más delgadas mujeres tienen celulitis.
La celulitis se crea cuando la grasa consigue empujar su camino a través de pequeños agujeros en el tejido conectivo, en la espesa red de fibras entrelazadas justo debajo de su piel. Un fuerte y saludable tejido conjuntivo forma una mayor red de fibras entrelazadas, impidiendo que la grasa se de camino. Débil tejido conectivo, por otra parte, se extiende más fácilmente entre sí, permitiendo que la grasa pequeña se meta a través de los espacios.

Son muchos los factores que pueden debilitar el tejido conectivo, preparando el escenario para la celulitis. Estos incluyen:

Las mujeres con niveles hormonales más altos que los normales de la hormona femenina estrógeno tienden a sufrir con más frecuencia de la celulitis.   

Muchas personas piensan que la retención de líquidos se produce sólo en el abdomen. Eso no es cierto. Realmente ocurre en todo su cuerpo, incluyendo los muslos. 

Ejercicio 1: Apretar una almohada sentada

(funciona en parte interna de los muslos)
 


 

Siéntate en una silla resistente (sin ruedas). Descansa los pies en el suelo con las rodillas dobladas en ángulo de 90 grados. Coloca una almohada entre los muslos. Exhala mientras apretas la almohada entre los muslos, como si estuvieras tratando de reventar el relleno de la almohada. Mantente durante 1 minuto mientras respiras normalmente..

Ejercicio 2: Empuje de mano sentada

(trabaja muslos exteriores y caderas)
 


 

Siéntate en una silla resistente. Descansa los pies en el suelo con las rodillas dobladas en ángulo de 90 grados. Coloca su palma de la mano en el exterior de las rodillas. Manteniendo las manos y los brazos fijos, empuja las rodillas hacia el exterior en contra de tu palma de la mano, como si estuvieras tratando de empujar tu palma hacia afuera. Al mismo tiempo, presiona hacia adentro con las manos. Manten esta contracción isométrica durante 1 minuto, respira normalmente.

Ejercicio 3: Levantar la pierna sentada

(trabaja el frente de los muslos)
 


 

Siéntate en una silla resistente. Descansa los pies en el suelo con las rodillas dobladas en ángulo de 90 grados. Descansa la mano en la silla a los costados. Exhala mientras levantas y extiendes tu pierna derecha. Sostente durante 30 segundos mientras respiras normalmente. Luego inhala mientras bajas tu pierna derecha y repite con la pierna izquierda. Sostente durante 30 segundos mientras respiras normalmente.

Ejercicio 4: Sentados Puente

(trabaja la parte trasera del muslo)
 


 

Siéntate en el borde de una silla robusta. Descansa los pies en el suelo con las rodillas dobladas en ángulo de 90 grados. Descansa la palma de la mano en la silla a los costados. Exhala mientras levantas tus caderas, lo que te permitirá que las palmas y los pies sostengan tu peso corporal. Sigue levantando tus caderas hasta que tu cuerpo se asemeje a la forma de un puente. Sostenga durante 20 a 60 segundos mientras respiras normalmente.